¿Cómo mejoro mi empresa?

Profesor en el MEDE, MADH, PDV y MYO.

Considera las veces que has pensado cómo podías mejorar la empresa, introducir pequeños cambios que permitirían dar un mejor servicio, hacer que el producto fuera mejor, generar formas de trabajar que requirieran menos esfuerzo y hacer más sencillas las cosas, pero por falta de tiempo, de conocimiento o de recursos, sigues conviviendo con el problema y nadie le pone solución.

Para llevar a la realidad esas mejoras que tenemos todos en la cabeza existe un área denominada dirección de operaciones que responde de forma metodológica a las necesidades de los clientes, que son cambiantes y muchas veces indefinidas, adaptando nuestros servicios de forma rentable y eficiente.

Hay que poner el foco en tres aspectos; que seamos capaces de hacer las cosas de la misma forma, que las personas que prestan el servicio puedan hacerlo de la forma más eficiente y que el resto del negocio (todas las áreas internas) se centren en dar apoyo a las operaciones.

Para ello, la dirección de operaciones aplica varias disciplinas y tecnologías que buscan aportar valor al cliente con el trabajo de la empresa.

A Zara no la conoces por la publicidad sino por su sistema de distribución y logística permitía desde hace 30 años reaprovechar las piezas de tela entre temporadas y tener los nuevos patrones en 24 horas distribuidos en sus tiendas.

Amazon ahorró millones de euros gracias a incorporar una batería de recambio a sus lectores de códigos de barra porque cuando sus baterías estaban descargadas tardaban cuatro o cinco veces más en leer los paquetes.

Si hoy en día puedes cruzar medio mundo por 40 € de billete es porque alguien en Ryanair implementa actuaciones para hacer más eficiente el servicio.

Los casos de éxito más numerosos son sobre cómo se hacen las cosas no sobre qué se vende. Reserva parte de tu tiempo en ver qué aspectos puedes mejorar de la empresa (sencillos, no hace falta que sean grandes cambios) reserva recursos para implantarlos y comienza poco a poco.

Una buena forma de comenzar es buscar casos de éxito de empresas de tu sector y cómo lo han llevado a cabo, otra, investiga sobre dirección de operaciones porque muchas de las formas de llevarlo a la realidad ya han sido sistematizadas.