España en crisis: los españoles gastan el doble que la media europea en restaurantes y hoteles

publicado a la‎(s)‎ 21 may. 2012 10:52 por Notif idda   [ actualizado el 21 may. 2012 10:53 ]
Es de sobra conocido que cada país tiene sus propias costumbres y su idiosincrasia, que en la mayoría de los casos responde a una antigua tradición. En España la vida social y la frecuentación de los amigos forman parte de esas costumbres. 

 El resultado de ello es, según publica la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, que los españoles gastaron en 2010, en plena crisis económica, el doble que la media de los europeos en restaurantes, bares y hoteles, el 17% del total de los gastos de consumo, respecto al 8,5%, que es la media europea. 

Cuando la economía española vive uno de los momentos más difíciles de su historia, como consecuencia del grave endeudamiento de las instituciones públicas y de las familias, este dato no puede dejar indiferente a nadie. España vive bajo la presión de los mercados, por el elevado nivel de su deuda pública, consecuencia de un gasto muy por encima de sus posibilidades y al mismo tiempo, para complicar aún más la situación, las familias viven oprimidas por una elevada deuda privada, derivada de la burbuja inmobiliaria.

Lo normal en esta situación sería recortar los gastos suntuarios, excesivos o no necesarios, como el gasto en restaurantes y hoteles, lo que no es el caso, como lo indica Eurostat. Los españoles se parecen al resto los ciudadanos europeos, su actitud entra dentro de la media, en lo relativo al gasto dedicado a la ropa, 5,2% del consumo total, como los europeos, 5,3%, y están dentro de lo normal en el gasto de ocio y cultura, 8,2% en España y 8,9% en la UE, en el gasto de la cesta de la compra 14,1% en España y 12,9% en la UE, en el gasto de mobiliario, 4,8% y 5,7% respectivamente y casi en el gasto por transporte, 11,6% y 13% en la UE. 

Los españoles gastan menos, 20,2 % del consumo total, que la media europea, 23,6%, en la vivienda, lo que se podría explicar por el hecho de que los españoles viven más que la media europea en vivienda propia. Por eso sorprende aun más el gasto de los españoles en restaurantes y hoteles, pues en España, una gran mayoría tiene una casa de veraneo, en el campo o en la playa. De donde se deduce que la verdadera diferencia en el gasto entre españoles y europeos esta en el consumo por restaurantes, el doble que la media. 

Acompañan a España en la cabeza de esta clasificación por gasto en restaurantes y hoteles, Malta 14,6% del consumo total, Chipre, 14,5%, Irlanda, 13,5%, Austria, 11,8% y Portugal, 11%. En el polo opuesto, sin tener en cuenta los países de la Europa del Este, están, Dinamarca, 4,8%, Holanda, 5%, Alemania, 5,8% y Francia, 7%.

Comments